Electronic Arts pagará por jugar a Battlefront II

Recula después de las críticas recibidas por el sistema de micropagos

261

Después de una semana dura para la empresa norteamericana, Electronic Arts ha echado marcha atrás y ha dado la vuelta a la tortilla en el asunto de los micropagos, las lootboxes y el sistema de progresión en su juego estrella para estas Navidades Star Wars Battlefront II.

Si bien nos costaba hasta ahora unas 4500 horas de juego desbloquear todo su contenido, o bien 2100 euros si hemos recibido ya la paga extra de Navidad y estamos locos para invertirlos en él, los de California han decidido invertir la situación. Eso se traduce en que ya no habrá más micropagos en Battlefront II, pero no solo eso, si no que acumularemos dinero progresivamente cuanto más juguemos en nuestra cuenta Origin, PSN o Xbox Live para canjearlo por cualquier otro título que queramos de forma digital. Un movimiento muy sorprendente y revolucionario, como si alguien hubiese visto la luz en las oficinas de Redwood City.

Así pues, Electronic Arts espera vender aproximadamente 40 millones de unidades y superar al fenómeno del año: PlayerUnknown’s Battlegrounds. Parece que el sistema de vender cajas y sacarte medio sueldo del mes ha calado hondo en EA y han decidido imitarlo. Se desconoce qué cantidad de dinero se recibirá por hora jugada, pero desde la misma compañía se rumorea que va a ser una cantidad bastante alta.

“Con todo lo que hemos estafado recaudado con todos nuestros DLC y micropagos a día de hoy, es hora de recompensar a los jugadores. Sobre todo a aquellos que de verdad aman a nuestros productos e invierten horas infinitas cada día. Streamers, YouTubers, fanboys… se lo merecen. No reciben el dinero que deberían por aguantar nuestros juegos”, declara un empleado anónimo.

Se espera que la medida revolucionaria entre en vigor la semana justo en la que se estrena Star Wars: Los últimos Jedi, para ver quien de verdad quiere sacarse unos dinerillos y le importa un bledo la película.

Gondowan

A mí no me mires, yo solo estoy en todos los fregaos.