Nintendo NES mini: éxito en ventas, fracaso en el prestigio japonés

0
1042

La salida de Nintendo NES mini ha supuesto un antes y un después en la opinión que el resto del mundo tiene de los japoneses. Desde siempre es conocida la afición del país nipón por sus creaciones tecnológicas de, cada vez, menor tamaño. Ello ha derivado en que el resto del mundo haya inventado toda suerte de bromas y comentarios satíricos comparando la envergadura de dichos inventos a la “en verga dura” de cierta parte del cuerpo del pueblo japonés. Hasta ahora, los afectados defendían su honor ante estas acusaciones con una ferocidad propia de los antiguos samuráis.

Bajo frases como “no importa que sea pequeño mientras de mucho juego” o “lo importante no es el tamaño, si no la potencia“, podían salir más o menos bien parados de las risas que suscitaban. Pero todo esto ha llegado a su fin en el caso de la consola antes dicha. La máquina, que ha supuesto unos grandes beneficios para la compañía de Nintendo, lo ha hecho a costa de una puya al pueblo oriental contra la que no hay réplica posible.

Debido a su reducido tamaño y su baja potencia gráfica, propia de los inicios de la compañía en los años 80, ha hecho que se renueven con mayor energía que nunca los comentarios que ya se creían olvidados. Un problema que ha puesto en el centro del ridículo mundial a un pueblo que, si bien tecnológicamente están a la cabeza del mercado, en otros aspectos no han logrado despuntar con la suficiente holgura. Y es que, como bien dice el refrán, “burra grande, ande o no ande